Capítulo XX

Como lo veía, todo estaba de su lado. Con el Cazador muerto y Rose y Ted fuera del camino no tenía que preocuparse por revelar su identidad nunca más, o al menos eso creía. No estaba seguro de qué decirle al despertar, pero suponía que no sería tan difícil si había podido mentir tan bien hasta ese punto.

Faith había quedado totalmente sola, por ende sabía perfectamente lo que eso significaba. Y no sólo aquello le preocupaba, sino también el hecho de que si el Cazador no volvía con su amo, este iría en su búsqueda. Eso lo intranquilizaba. Continue reading

Capítulo XIX

A Ángel le sorprendió la forma en que la noche se apoderó del día. Cuando menos se lo esperaban, él y Faith se encontraban en la calle… cazando vampiros. Él había puesto miles de pretextos para impedir aquella arriesgada salida. Pero al final si él no la acompañaba ella estaba dispuesta a hacerlo sola. Su misión, y de eso estaba clara, era salvar a sus hermanos, aunque tuviera que morir en el intento. O al menos esas habían sido sus palabras.  Continue reading

Capítulo XVIII

El día siguiente llegó en apenas un suspiro, aún cuando la noche pareció ser eterna. Faith había abierto los ojos al fin, y lo primero que vio al voltear la cabeza fue aquel rostro pálido de ese extraño. Por alguna razón sintió un gran alivio al tenerlo a su lado. No había razones para dejarla en cama, así que con su mano recién vendada pudo salir sin problemas. Ángel seguía sus pasos sin decir nada. Ella simplemente se había vestido, y había salido muy segura de a dónde se dirigía. En el camino, él notaba que estaban en dirección a la universidad, lo cual lo extrañó bastante. Continue reading